¡Nos vamos de viaje con Rose!


Viajar es la mejor fórmula que existe para abrir la mente, alimentar el alma y los sentidos.
Otros países, nuevos olores y sabores.
Formas diferentes de relacionarse y otras miradas.
Viajando te das cuenta que no somos tan diferentes, que convergemos en muchísimas cosas. Nos hace sentirnos como niñas pequeñas curiosas en un mundo que es realmente grande.
Si además de viajar lo haces con una amiga, que conoce los rincones con encanto, que sabe dónde está ese restaurante que no sale en las guías para turismo masivo y sobre todo te va a contar mucha historia ayudando a que te mezcles con la gente del entorno.
No lo dudes...si viajas...hazlo con Rose.

Rose es una mujer de 44 años, casada, sin hij@s y natural de Valencia.
De espíritu nómada ha vivido en diferentes partes del mundo, como Inglaterra, La Gomera y Shanghai. Estudió auxiliar de clínica y después cursó una licenciatura de Administración y Dirección de Empresas, ampliando sus estudios posteriormente con un máster MBA en Cambridge, Inglaterra.
De padres separados desde que tenía 20 años, nos cuenta que ha tenido que trabajar en casi de todo para poder salir adelante y los últimos años en dirección de empresas.
Viajera habitual desde los 28...comienza a organizar sus viajes en foros y alguna vez se lanzó a la aventura de viajar sola. Nos cuenta que pese a no haber sido millonaria, siempre se las ha arreglado para poder viajar, su truco, caprichos innecesarios fuera.
Así conocemos la idea innovadora Travel With Rose, una forma diferente de recorrer mundo, a destinos seguros y siempre de la mano de una experta. Una mujer luchadora, emprendedora, aventurera y sin miedo a perseguir sus sueños.

¿Una agencia exclusivamente para mujeres, de donde surge esa idea?

La idea de crear una agencia de viajes solamente para mujeres que les gustara viajar llego a mi mente hace tiempo, allá por el año 2006 o 2007, incluso antes, ya estaba en mi cabeza. La razón de ello fue mi experiencia personal.
Corría el año 2003 cuando me divorcié de mi primer marido, tenïa trabajo y ganas de ver mundo, y de compartir los viajes con amigas, más que de buscar una pareja.
Aquello que parecía tan fácil en la práctica no lo era tanto: aunque tenía amistades y gente con la que salir, era en el momento de viajar cuando me quedaba completamente sola y sin nadie con quien compartir esos momentos de vacaciones.
Mis amigas trabajaban, si, pero o no les apetecía viajar, o buscaban destinos diferentes, o bien sus vacaciones eran en otros períodos; me encontré durante un par de años sin saber qué hacer, organizando grupos en foros para no ir sola, y apuntándome a viajes con otras agencias, que, aunque no estaban mal, siempre tenían más parejas que gente soltera.
Es por ello que la idea de que si algún día pudiese iniciar un negocio sería una agencia de viajes vino a mi cabeza. Durante el 2008, cuando a punto de terminar mi licenciatura, estuve mirando la legislación referente a este tema; mi idea era una agencia de viajes online, para llegar a todo tipo de mujeres de toda nuestra geografía, sin embargo, las agencias online todavía no estaban contempladas como una posibilidad para obtener tu licencia como agencia de viajes… seguramente no era mi momento todavía…

¿Tardó mucho en materializarse la idea?

La idea se volvió real en el 2017, cuando abandoné mi trabajo como directora territorial en una importante multinacional norteamericana para iniciar aquello que siempre me había rondado en la cabeza.
Solamente entonces me di cuenta de que era algo que iba a ser verdad y que iba a realizar aquello que siempre quise hacer, tener mi propio negocio haciendo aquello que me gustaba.

¿Quién o quiénes te animaron a llevarla a cabo?

Hay dos personas que me han apoyado incondicionalmente desde que empecé, mi marido y mi madre.
Mi marido, harto ya de oír mis quejas, me sentó un día y me dijo “escucha, o llamas tú a tu jefe y le dices que te vas, o le llamo yo, pero ya está bien de perder tu tiempo y tu futuro, no esperes más”.
Con mi madre era más difícil tomar la iniciativa de decirle lo que pasaba por mi mente; es muy mayor y por fin tenía un super trabajo y una gran estabilidad laboral.
Se lo dije por teléfono; le dije que tenía que decirla algo muy importante; lo primero que pensó es que estaba enferma o algo así.
Cuando comenté que me dejaba el trabajo, su contestación me dejó de piedra “ah, ¿es eso? si lo que deberías de haber hecho es dejártelo antes hija, ya pensaba yo que iba a ser algo grave” “pero mamá, ¿y si no me sale bien? “no te preocupes hija, has salido de situaciones peores, seguro que te irá bien, si no, encontrarás algo, estoy completamente segura”.
Si las dos personas más importantes de mi vida me animaban, ¡ya no había nada que pensar!, solo tenía que empezar a planear.

¿Hubieron voces que te desanimaron o te tildaron de ingenua al presentar el proyecto?

Aunque no muchas, si unas cuantas, y lo peor es que algunas vinieron de algunas mujeres que trabajan en organismos para ayudar a la mujer.
Por otro lado, también escuché velados comentarios de terceros que preguntaban a amigos míos el por qué las mujeres iban a querer viajar sin los hombres… siempre hay gente para todo.

Cuéntanos, ¿cómo fue planear tu primer viaje?

Mi primer viaje fue a Florencia y la Toscana, que es una región donde he estado muchas veces y conozco bastante bien.
Fue todo un reto en cuanto a logística y organización, pero el conocer el área me ayudó mucho a no cometer más errores. También tengo que agradecer la flexibilidad y la mentalidad tan abierta de las componentes de aquél primer viaje, que siempre estuvieron ahí para ayudar y aportar en aquella primera aventura.

¿Siempre acompañas a las mujeres viajeras en sus aventuras?

Aunque la mayoría de las veces voy con ellas, no siempre es así, ya que materialmente es imposible que pueda hacerlo, pero en las salidas en las que no voy yo, es porque tengo colaboradores o agencias de viajes locales en destino con las que puedo confiar plenamente de que les van a proporcionar un viaje inolvidable; Nepal, Jordania, Turquía, Islandia, son algunos de los destinos donde ellas van solas, pero yo organizo la salida y el reparto de habitaciones entre las componentes, así como todos los detalles antes de iniciar el viaje, durante y después.

¿Qué destacarías en positivo y negativo del hecho de viajar sólo mujeres?

Las mujeres somos más lanzadas a la hora de viajar, más curiosas, y no nos gusta parar; por el contrario, a muchas les gustan mucho las compras (algo que a mi no me apasiona), pero para ello dejo siempre tiempo o algún día libre para que cada una pueda hacer lo que quiera.
A pesar de ello, no creo que haya puntos positivos o negativos por ser hombre o mujer, al final lo que cuenta es la persona en sí, más que el género, en los viajes y en cómo los percibimos cada uno.


¿Cual es el viaje te ha dejado marcada de por vida?

EL viaje que me ha marcado en mi vida no lo he realizado como agencia de viajes, sino por mi cuenta.
Hace ya algunos años: junto con 3 amigos hicimos una ruta desde Zambia, navegando por el lago Tanganica hasta llegar a Tanzania, y cruzando Burundi, Ruanda y Uganda.
Ha sido uno de los viajes más bonitos y aventureros de mi vida, y me encantaría poder repetir esta experiencia algún día.
EL viaje lo organizamos todo nosotros y lo hicimos con transporte local. Sobra decir que nos salió perfecto.

¿Qué experiencias vamos a encontrar Travelling with Rose?

Intento siempre ofrecer algo distinto; mis salidas son en grupos reducidos (raramente dejo que lleguen a 12 las componentes del grupo), y algunas de las experiencias que añado son el curso de cocina bereber en un poblado bereber en el desierto de Merzouga, para aquellas que se apuntan a Marruecos. Practicar snorkelling en el Mar Rojo el último día de viaje en Jordania, a bordo de un barco solamente para las chicas del grupo. Dormir una noche en un poblado Karen en el norte de Tailandia, o practicar yoga y meditación en un centro de retiro en Pohkara, Nepal.
Para el próximo año, vamos a añadir experiencias con distintos poblados en Perú, donde las viajeras van a poder interactuar con la gente de los pueblos, o bien participar en el festival de la primavera en Uzbekistán.
Cada año vamos añadiendo cosas.

¿Aceptas sugerencias de las compañeras de viaje?

¡Por supuesto! Ellas son parte de Travel with Rose y las que lo hacen posible. Es verdad que hay veces que no todas las sugerencias se pueden llevar a cabo, ya que una te propone algo completamente distinto a lo que otras diez te han dicho que les gusta, y hay que pensar muy bien lo que añadir y lo que no, pero siempre las escucho y tengo en cuenta su opinión.

¿Cómo programas tus viajes?

La mayoría de los viajes los programo según el destino y la mejor época para realizarlo, así como los destinos que más me han estado demandando, y mi experiencia personal. Por ejemplo, hace poco lancé una en cuenta en mi página de Facebook sobre capitales europeas, y cuáles les apetecía conocer, sorprendentemente, había destinos muy conocidos a los que muchas no habían podido ir por no tener con quién viajar.
Por otro lado están mis preferencias personales por descubrir nuevos lugares y poder compartirlos con las viajeras, Mongolia este año, ha sido toda una grata experiencia para las que hemos ido el pasado mes de agosto. Para el próximo año, vamos a añadir otros destinos como Uzbekistán, Japón, Madagascar, Omán, Perú o Israel. ¿Qué destacarías de tu agencia de viajes femeninos frente a otras agencias de viajes?

Creo que todas hacemos las cosas lo mejor posible y que trabajamos mucho, cada una según su estilo y filosofía; en mi caso, intento que la diferencia de edad no sea un problema, que todas las chicas tengan un hueco en mis viajes.
También intento siempre asesorar, y buscar qué viaje es el más adecuado para cada una de ellas. No se trata simplemente de que se apunten a un viaje, sino de ver qué tipo de viajera es cada una de ellas y qué espera del viaje antes de seguir.
Tampoco buscamos hacer viajes convencionales, sino ofrecer algo diferente y con un punto de aventura e improvisación en cada uno de ellos.
Es esta una manera de cumplir dos sueños a la vez? Ser una mujer emprendedora y viajar por todo el planeta? En parte si, aunque siempre he viajado de un modo u otro; sobre todo, es la manera de llevar a cabo mi propio negocio y poder emprender siendo mujer, en un sector complicado donde existe mucha competencia hoy en día.

¿Qué país del mundo destacarías por ser women friendly?

Hay muchos países women friendly, al contrario de lo que nos han querido vender siempre la idea de que una mujer sola no puede viajar por ser peligroso; no es así; los países del Sudeste Asiático respetan mucho a la mujer y a la viajera que llega hasta ellos.
Mongolia ha sido una gran sorpresa en cuanto a respeto y amabilidad de cara a nuestro grupo de mujeres; Jordania, Turquía, Bulgaria, Islandia… hay muchos…

Alguna aneéccdota de tus viajes que nos puedas contar...

Recién aterrizada de Bulgaria, me viene a la cabeza la anécdota más tierna y bonita que me ha ocurrido desde que empecé con Travel with Rose.
En este viaje me he llevado a mi madre, que tiene 84 años, y que se lo ha pasado fenomenal.
Estando en el Mar Negro, decidimos contratar un taxi por un día para ir desde Sozopol a Nessebar, otro pueblo costero.
Al ser mayor, la sentamos delante con el conductor, y no sabíamos cómo, pero ella y el chico que nos llevaba consiguieron entenderse todo el viaje, una en castellano y el otro en inglés. Ya al final del día, y volviendo hacia nuestro hotel, el conductor paró en una gasolinera; nosotras pensábamos que a poner gasolina o comprar alguna cosa, y si, paró a comprar algo, unos bombones para ella.
No nos podíamos creer que hubiera gente tan amable en este país, pero a lo largo de los días, nos dimos cuenta de que los búlgaros son muy respetuosos, y mucho más con la gente mayor. Admirable

Después de escucharla embobadas, se nos ha abierto el apetito por recorrer millas e irnos con ella a recorrer el mundo y sus posibilidades. Lánzate si te apetece, no hace falta que tengas que contar con nadie en especial, te la hemos traído y su nombre es Rose.

“Si quieres saber mas sobre Rose y quieres viajar con ella. Puedes informarte en https://travelwithrose.com/