Nuestras lágrimas serán vuestro veneno


Hace semana y algo nos asaltó la noticia sobre “Los Mamones” y su libertad provisional. Sí, esos cinco subseres que violaron a una joven de 18 años en las fiestas de San Fermín de 2016. Yo me pregunto y me pregunto y me vuelvo a preguntar, ¿cuánto vale la vida de una mujer?, ¿cuánto vale su integridad física y mental?, ¿acaso no se tienen en consideración las permanentes secuelas que va a sufrir y de cómo estas van a condicionar su vida?? También me sobrevienen otras dudas, como: ¿Qué pasa con el resto de nosotras sabiendo que estos cinco tipejos han sido puestos en libertad a pesar de haber podido ver sus conversaciones en su, ya famoso, grupo de Whatssap?, ¿No será esta falta de condena un impulso que aprovechen otros energúmenos como ellos para verse en total libertad de atentar contra nuestros cuerpos?



El nefasto mensaje de la judicatura a las mujeres

No llego a comprender cómo jueces y fiscales han podido tomar semejante decisión, bueno, ¡qué carajo! Claro que lo entiendo, entiendo perfectamente que el poder judicial está compuesto por jueces y fiscales con unas mentalidades retrógradas y machistas, totalmente obsoletas y que se niegan a comprender que las mujeres somos personas vivientes y sintientes. No somos meros objetos puestos en la naturaleza para que los hombres nos puedan utilizar para satisfacer sus más oscuros y viles placeres, deseos sexuales u otro tiempo de instrumentalizaciones.

Señor Francisco José Cobo y ante todo Señora Raquel Fernandino, de usted qué decir si ha sido quien ha inclinado la balanza a favor de la libertad provisional de estos engendros. Lo primero que se me ocurre decir es que está usted muy bien adoctrinada por la sociedad heteropatriarcal que es la que mueve nuestro mundo, y que tan sólo me queda sentir una terrible tristeza al ver (una vez más)como ha sido perfectamente domesticada y amaestrada. Pero sobre todo a usted Señor Ricardo González, usted que votó a favor de la absolución de estos cincos elementos, alegando que lo que se podían ver en las grabaciones eran risas y jolgorio. A ustedes quiero recordarles que fueron paridos por mujeres, mujeres que como TODAS nosotras, han sido abusadas de una manera u otra en algún momento de sus vidas, por mucho que ellas callen, unas por vergüenza y otras por miedo. Espero que no sean capaces de volver a conciliar el sueño jamás más en sus insignificantes vidas y que cada vez que cierren los ojos, así sea para parpadear, les venga a la memoria las imágenes de las grabaciones de aquel fatídico día y que en sus pensamientos, sean ustedes quienes se vean representados en el lugar de la víctima.




A los depredadores

Pikolo

¿Qué me queda decir de usted después de la carta que se le ocurrió escribir? Pues lo cierto es que creo que poca cosa, deseo con todas mis fuerzas, y le aseguro que ahora mismo no son pocas, no sólo que no vuelva a ejercer en la G.C sino que además no haya nadie dispuesto a darle trabajo en tu vida... por muy miserable que sea ese trabajo. Sólo recordarle, maldito hijo sano del patriarcado, que entró en un cuerpo de seguridad, ese que según nos venden, sirve para retirar de las calles alimañas tan peligrosas como usted.

Militronchi

Como bien dijo nuestro querido Evaristo en 1987, todo por la patria, todo por la pasta, todo por las leyes y por los billetes...todo porque haya un orden pero usted con los que ordenan...y no tengo nada más que añadir sobre usted, esto le define a la perfección.

Hooligan sevillista

Juzgado por robo con fuerza.

El Tijeritas

De profesión peluquero, bien podía haber utilizado las tijeras para cortar sus ansias de poder machista y alguna cosa más.

El Broza

Eras el cachorro del grupo y al que sus “compinches” utilizaron de cebo para atraer a vuestra víctima. Despierta tantos sentimientos sobre mi persona que necesitaría trescientos días con sus trescientas noches para enumerarlos uno a uno. Simplemente diré que es usted un pringao con ansias de ser alguien y ¡enhorabuena, lo ha conseguido, es usted un violador y un delincuente! ¡tres hurras por usted!..bueno, mejor no.





Pero ¡Ay! queridos machitos, hay algo que todavía se escapa a vuestro entendimiento...las mujeres estamos muy cansadas, hartas, hasta el mismísimo coño de estar totalmente desprotegidas dentro de esta sociedad falocentrista, capitalista y heteropatriarcal. Nos enerva ver la mierda de anuncios del 016 o que se nos anime a denunciar. Maldita loca feminazi, pensarán algunas cabezas huecas, y ¿sabéis una cosa? Sí, empezamos a estar muy locas, de verdad y empieza a haber un pensamiento femenino colectivo muy generalizado “Machete al Machote” “Polla violadora a la licuadora” pero sobre todo “Si tocan a una, nos organizamos todas” y todo esto que hasta ahora han sido consignas se convertirán en realidades, antes de que os dé tiempo a reaccionar.


“No hay nada más peligroso que una mujer profundamente cabreada...y somos millones”

El miedo va a cambiar de bando

Exigimos pena de cárcel máxima para violadores, maltratadores, asesinos, abusadores, pedófilos, puteros, proxenetas, mafias de trata de blanca, porque si la ley no actúa nosotras seremos su condena.

MUJERES, SALGAMOS A LAS CALLES, DESOCUPEMOS NUESTROS PUESTOS DE TRABAJO, COLGUEMOS LOS DELANTALES, DEJEMOS LOS CUIDADOS!!!!

Hago una llamada a mis hermanas y propongo una huelga indefinida de nuestros quehaceres hasta que las leyes cambien y se endurezcan para aquellos que nos hacen daño por el hecho de nacer mujeres. Somos conscientes de que si Nosotras paramos se para el Mundo.


“Nuestras lágrimas
serán vuestro veneno”